Sodalitium y Viganò (ESP)

Tras un primer intento (divulgado en varios episodios) de difamar a Monseñor Viganò y sobre todo su batalla contra el Nuovo Ordine Mondiale (“Nuevo Orden Mundial”), il “Deep Statey la “Deep Church, por la “Corrispondenza Romana de Roberto Di Mattei, incluso la revista Sodalitium” – de don Francesco Ricossa- ha relanzado la calumnia.

Resumo brevemente la historia para quienes aún no la conozcan:

Se acusó a Monsignor Viganò en Corrispondenza Romana (acusación tomada del Sodalitium) 1º: de ser una marioneta en manos de un tal Pietro Siffi; 2º: de estar totalmente dirigido por el mismo Pietro Siffi, quien redactaría los discursos, artículos y libros pronunciados y publicados, posteriormente, por el Arzobispo; y 3º: por último pero no menos importante, Pietro Siffi, es acusado por Di Mattei (seguido de Don Ricossa) de ser homosexual, además –sobre todo por algunos jóvenes que asumen las acusaciones de Di Mattei / Ricossa1— de ser también un escritor de “novelas románticas / gays”, para frecuentar los sitios del Archi-gay e incluso de ser… satanista.

Di Mattei apuntó a Monseñor Viganò y, a través suya, su lucha (y la nuestra) contra el “Nuevo Orden Mundial”, el “Gran Reset di Davos“, la vacunación mundial impuesta por “Big Pharma“, la Deep Curch” bergogliana. Ahora; como lo que dice Monseñor Viganò es incontrovertible, hay que desacreditarlo personalmente; por lo que se crea el “caso Siffi” (como en 1976 se creó el “Caso Lefebvre” y en 2009 el “Caso Williamson).

Esta es la maniobra en curso: Siffi sería el enigmático “Consejero” de Viganò; ahora, Siffi es un “homosexual”, un escritor pornográfico, un frecuentador del Archi-gay e incluso un satanista; por lo tanto, Viganò también … “Quod erat demostrandum” … por lo tanto, la batalla de Viganò se desacredita y se pierde.”

Incluso al “more mafioso” hasta se ha llegado a insinuar con “argumento ontológico”2 que haría palidecer incluso a San Anselmo: puesto que Siffi es realmente todo lo que anteriormente hemos dicho, entonces, debemos hacer lo que creemos: distanciarnos de lo que se dice de Siffi; de lo contrario, sería para él un serio problema.

Un serio problema (ante Dios sobre todo), es que no se prueba lo que se dice y escribe; además, lo que se ha escrito está realmente sancionado por la ley y ya se han iniciado unas cuantas denuncias.

La táctica del diablo, dicen los santos, es intimidar a quienes se esfuerzan por amar la verdad y seguir la justicia. Las tácticas de los vasallos del diablo son las mismas que las de su padre” (Juan, VIII, 44). La táctica de los perseguidos, temerosos, calumniados debe ser, por tanto, el “contraataque”, es decir, como decía San Agustín: “Si te conviertes en león, el diablo se convierte en hormiga, pero si te conviertes en hormiga, el diablo se convierte en león”…

Sin embargo, San Ignacio de Loyola enseña: “ nuestro enemigo, el diablo” se comporta como una mujer, tiene debilidad y obstinación. Porque como es típico de una mujer, cuando se pelea con algún hombre, se desanima, huye, si el hombre le muestra su lado duro; por el contrario, si el hombre comienza a huir, desanimado, la ira, la venganza y la ferocidad de la mujer aumentan y ya no tienen medida … ”(Ejercicios espirituales, n. 325). Por último, San Pío X dijo: “La fuerza de los modernistas no proviene tanto de ellos mismos como de la timidez de los buenos católicos”.

Un testigo directo de un vil engaño perpetrado por un notable de ejemplar moralidad, en los años 80, contra un pobre joven que había puesto en el sus esperanzas, me dijo: (además de darme también las pruebas que ya tenía y que están a salvo en algunos despachos Notariales)3 que el estafador no está en la cárcel únicamente porque los estafadores, en 2005, no quisieron denunciarlo, pero las pruebas están ahí, permancen y las tengo.

Tranquilos, no quiero enviar a nadie a la cárcel, pero si se le denuncioia, me alegraré de aportar las pruebas; más aún si sigue calumniando a Monseñor Viganò y a su Cruzada contra el “Nuevo Orden Mundial”, entonces yo el primero denunciaré a quien corresponda.

Fui calunniado personalmente por Di Mattei hace algunos años, denuncié ante los Carabinieri, solo por deber, sin meter a abogados por medio, siendo sacerdote , y por lo tanto persona pública que debe defenderse, como persona pública, pero no quise ensañarme pruebas y acusaciones que tenía.

Sin embargo, ya no se trata de una acusación personal contra mí o un obispo, sino de una batalla doctrinal que se ha convertido en “apocalíptica” en el sentido estricto y teológico del término.

Ahora bien, debe ser combatida “con las uñas y los dientes”, no por nosotros mismos, sino por el destino de la humanidad misma, que de otro modo se dejaría a merced de 1°) del “Nuevo Orden Mundial“, 2°) del “Gender-pratico“, impuesto a los niños de tres años y les hizo practicar o sufrir; y 3°) de la «Industria farmacéutica».

O, para vivir tranquilamente, ¿queremos dejar que “los Amos de este mundo“, las “Élites nobles (de derechas)4 o tecnocráticas (de izquierdas)” puedan masacrar a todos estos seres indefensos, sin que nadie pueda abrir la boca, después de haber permitido que Monseñor Viganó también fuera silenciado?

Para concluir, en cuanto a Sodalitium, me permito hacer observar pacíficamente5 que, si tres personas se unen y forman una Sociedad, sus acciones son remuneradas al 98% a uno solo, al 1% a otro y al 1% al tercero; de modo que, las ofertas recibidas por la sociedad de los tres vayan al 98% a uno solo, mientras que a los otros socios solo al 1 %; sin que los donantes y los socios minoritarios (1%) lo sepan; entonces, las cosas no son moral, legal ni financieramente correctas.

Ahora bien, “a todo pecado, misericordia”6, no quiero arruinar a nadie y he puesto una piedra sobre él; pero si estos “ait latro ad latronem” se empeñan a embarrar a Monseñor Viganò y la lucha contra el “Nuevo Orden Mundial”, entonces (no despiertes al perro que duerme), la Guardia di Finanzaserá debidamente informada y recibirá todas las pruebas los delitos financieros cometidos, los cuales, -en el mundo hiper liberal de hoy, tan querido por Mont Pélerin Society son los más severamente castigados … “a buen conocedor pocas palabras bastan”.

Por eso, antes de calumniar a monseñor Viganò, pensemos en corregir los propios errores, como repito “a todo pecado misericordia”: “errare humanum est, perseverare diabolicum”.

Por último, me parece obvio objetar «Acusador del género humano» (Apoc., XII, 10):

Pedro Siffi ha diseñado, elaborado y ofrecido los zapatos de cuero/marroquíes rojos a Benedicto XVI; entonces, ¿también el papa Ratzinger es un degenerado? ¿Un satanista? ¿Un viajero del Arci-gay? ¿Un novelista pornográfico? ¿Un heterosexual de Siffi?

Pietro Siffi (se dice), habría sido expulsado de dos seminarios de la tradición porque es notoriamente afeminado; pero, entonces, el Seminario (tradicional, claro) que lo acogió, ¿aceptó conscientemente – poco tradicional- un homosexual notorio y se dejó influenciar por él? Por eso, ¿esos dos seminaristasestán también en connivencia notoria con la homosexualidad y el “homosexualismo”, quizás aún más que Monseñor Viganò? De hecho, que un técnico homosexual vaya a instalar un sitio web sería menos grave que acogerlo en el Seminario (especialmente de la Tradición, Familia y Propiedad), lo que, en efecto, equivaldría a meter un lobo en un rebaño de corderos.

Finalmente, Jesucristo vivió durante tres largos años junto a Judas, después de haberlo elegido y llamado el mismo en persona; ¿entonces también Jesús era un “Judas/proditor” (Mt., XXVI, 25), un “ladrón” (Jn., XII, 6), un “diablo” (Jn., VI, 72)?

En cuanto a la reciente acusación, según la cual Monsor Viganò no sería el Autor de sus discursos, pues bien, es tan vieja como el diablo. Efectivamente, en el ya lejano 1907 los Modernistas, decían que el “bueno de Pio X”, un “buen cura de campoconvertido, no se sabe cómo Papa, no era el Autor de la Encíclica Pascendi, sino solo su signatario, Puesto que no era “harina de su costal”: era demasiadosimplóncomo para escribir una obra tan perfecta.

Queridos lectores, nos encontramos también hoy en una situación análoga a la que se creó después de la derrota de Caporetto (por la traición de Badoglio); quedaban entonces (24 de octubre / 12 de noviembre de 1917) dos alternativas: O aceptar supina mente la derrota, o reaccionar con todas las fuerzas hasta que se hunda a orillas del Piave (24 de octubre / 4 de noviembre de 1918):

Por eso tenemos fuerza para decir:

Tutti Eroi! O il Piave oppure tutti accoppati!”. E fu così che “il Piave mormorò: non passa lo straniero!”.7

¿Y hoy? Nos corresponde la ardua respuesta ¡La mejor defensa es el ataque!

La fuerza de los Modernistas viene non tanto de ellos mismos Como de la timidez de los buonos católicos” (San Pío X)

d. Curzio Nitoglia


FRANCESE

ITALIANO

TEDESCO

INGLESE


1 Algunas personas (cuyo nombre no quiero mencionar por ahora y que espero no tener que hacerlo nunca, salvo que me vea obligado por su obstinación, en el tribunal ante un juez) me han enviado correos y mensajes de texto (que conservo, con los nombres y apellidos de los que las han difundido) con estas acusaciones; pero – ¡ojo! – sin ninguna prueba, de hecho también acompañadas con fotos (muy poco edificantes) de sitios homosexuales, en los que Siffi participaría (en teología moral se estudia que quien comete acciones gravemente inmorales peca gravemente, pero los “mirones” son aún más gravemente culpables). Sin embargo, lo escriben sin probarlo. Además, se muestra la portada de un libro que se dice ser/homosexual (no me demoré en leerla) que se escribiría, bajo seudónimo, naturalmente por Siffi, pero no se prueba. Finalmente; la acusación más grave, que no es una certeza sino sólo una probabilidad: Siffi es o sería (pero qué diferencia hay… ) también un satanista…. Ahora, Aristóteles y Santo Tomás enseñan: “Quod gratis affirmatur, gratis negatur”. Por lo tanto, estas acusaciones pueden ser desestimadas sin tener que ser refutadas; no obstante, las conservo pero sólo con vistas a un posible proceso judicial y penal, al que no quiero llegar (yo el primero) causa, de todos modos, que deberá ser emprendida si las calumnias contra monseñor Viganò (que es el verdadero fin de las denigraciones) no cesaran.

2 El “argumento ontológico” es aquel que pretende pasar (de modo excesivo) de la idea puramente lógica de ser a la existencia ontológicamente real de un ente.

3 Cuando cruzo la calle, miro a la derecha y a izquierda. Además no me asomo por las escaleras, así que si me pasa algo desagradable, los documentos en cuestión serán entregados por los notarios a la policía y a la judicatura.

4 Cfr. Plinio Correa de Oliveira, Nobiltà ed élites tradizionali analoghe, Milano, Marzorati, 1993.

5 Al menos por ahora, depende de ellos.

6 Incluidos los viajes a bancos suizos para exportar liras a cambio de francos suizos.

7 “¡Héroes, O el Piave, o Todos muertos!” Y así fue Como el Piave murmuró: ¡no pasa el extranjero!

Questa voce è stata pubblicata in Monsignor Viganò, Nuovo Ordine Mondiale e contrassegnata con , , , , , , , . Contrassegna il permalink.